cómo contratar a un abogado de cannabis

El cannabis es un negocio de rápido crecimiento plagado de obstáculos regulatorios y competencia feroz: el abogado de cannabis adecuado puede ayudar a su negocio de cannabis


¿Por qué su compañía de marihuana o cáñamo necesita un abogado de cannabis?

Un segundo par de ojos en sus ofertas que brindan una perspectiva sofisticada puede hacer que una empresa tenga más éxito. Por ejemplo, Warren Buffett conoció a un abogado llamado Charlie Munger en 1959 y le gustaron tanto sus opiniones que lo convenció de dejar el ejercicio de la abogacía y unirse a él en Berkshire Hathaway. Los abogados de cannabis que poseen y operan negocios en la industria y tienen un conocimiento profundo de sus riesgos y tendencias pueden ayudar a su negocio a obtener una ventaja competitiva y mitigar el riesgo operativo.

Vamos a cubrir 5 importantes beneficios que brinda la contratación de un abogado para su nuevo negocio de cannabis. Las empresas contratan abogados para ayudar a sus negocios con todo tipo de cosas. A continuación, presentamos cinco de los beneficios más prácticos que un abogado de la industria del cannabis puede aportar a su equipo:

  1. Conocimiento de procesos complejos de solicitud y licencia
  2. Comprender el cumplimiento de las leyes federales y estatales
  3. Comprender los contratos comerciales para operaciones
  4. Experiencia previa en la industria y conocimiento
  5. Gestionar los riesgos del encuentro del negocio del cannabis

Analizaremos estos cinco beneficios para contratar al abogado de cannabis adecuado para su negocio.

Consultar a abogado de marihuana o cáñamo sobre tu negocio de cannabis.

 

El cannabis está creciendo constantemente en uso y popularidad en todo el mundo. Lo que inicialmente se consideraba un tabú ahora está ganando fama, reconocimiento y tracción en muchos estados de EE. UU., Con Washington, DC que legalizó el cultivo, la posesión y el uso de la marihuana. Si bien el cáñamo es completamente legal después de ser eliminado de la Ley de Sustancias Controladas por el Ley Agrícola 2018. 

Mientras hablamos, más de 33 estados en los EE. UU. Han legalizado alguna forma de marihuana como una alternativa médica genuina y viable.

Aunque el público en general ha cambiado su percepción hacia la marihuana, iniciando un negocio de cannabis y funcionando con éxito, es una tarea cuesta arriba considerando las variaciones en las leyes estatales y federales.
Si es un emprendedor ambicioso con el afán de entrar en este mercado en crecimiento, se recomienda que contrate a un abogado experto en cannabis. El objetivo principal de esto es garantizar que su empresa cumpla con todas las regulaciones aplicables en su estado.
Hoy, vamos a explorar algunos de los beneficios de contratar a un abogado de cannabis cuando se trata de la venta de cannabis, ya sea cáñamo, marihuana medicinal o recreativa.

1. Requisitos complejos y altos costos para ingresar a la industria del cannabis

Cada estado tiene diferentes leyes que cubren el establecimiento y la supervisión de un negocio de marihuana. Muchos estados han impuesto reglas estrictas sobre la cantidad de negocios de cannabis que se pueden establecer en un período determinado.
El resultado es que algunos estados solo otorgan licencias durante una ventana de aplicación extremadamente estrecha con costos muy altos y una intensa competencia por las licencias.
La mayoría de las veces, los solicitantes deben pagar altas tarifas de solicitud con la intención de generar ganancias significativas para los estados que otorgan licencias.
Un ejemplo perfecto es Connecticut, que cobra una tarifa de solicitud no reembolsable de $ 25,000 a los candidatos que buscan una licencia para su negocio de marihuana. Con este alto gasto en mente, un abogado de cannabis lo ayudará a comprender cómo cumplir con todos los requisitos reglamentarios y de solicitud para compensar los costos extremos de las tarifas.

2. Los abogados de cannabis entienden las leyes federales y estatales

Algunos aspirantes a empresarios de cannabis tienen una comprensión básica de las leyes de marihuana en su estado y se esfuerzan por cumplirlas. Sin embargo, por una o dos razones, el gobierno federal aún puede considerar su negocio ilegal y revocar su licencia.
Un abogado especializado en cannabis lo ayuda a comprender las leyes federales y estatales para que pueda tener una mejor oportunidad de lograr el éxito a largo plazo en esta industria lucrativa.
Tener un abogado de cannabis a bordo resulta útil para legitimar tu startup. Determinar los productos o servicios que desea ofrecer es vital para establecer un negocio.
Los negocios de marihuana se clasifican en tres categorías diferentes, y cada grupo destaca los diferentes estándares y regulaciones.
Un abogado experimentado lo ayudará a comprender la categoría específica en la que se encuentra su negocio de marihuana. Las supuestas categorías de negocios de marihuana son las siguientes:
(i) Cultivo: el cultivo de marihuana está altamente regulado por diferentes estados para garantizar un producto de alta calidad, seguro y efectivo. El cultivo de plantas de marihuana necesita una inversión sustancial y un fuerte compromiso. Su abogado lo ayudará a comenzar este negocio para garantizar la perfección hortícola.
(ii) Infusión: muchos empresarios están estableciendo rápidamente empresas que se ocupan de la venta de tinturas y comestibles infundidos con cannabis. Este increíble carro está inspirado en los crecientes estudios científicos que afirman los valiosos beneficios de la marihuana en los tratamientos medicinales. Se ha redactado un número significativo de leyes en varios estados para regular los ingredientes, el etiquetado y las instrucciones de servicio apropiadas para estos productos.
(iii) Minoristas: los negocios de marihuana que se clasifican en la categoría de tiendas minoristas incluyen los dispensarios recreativos y medicinales. Por lo general, estos colectivos venden sus productos a personas autorizadas y pacientes mayores de 21 años. Los costos iniciales para establecer tiendas minoristas son los más caros de todos, pero a menudo generan ganancias más significativas que todos los otros tipos de negocios de marihuana.

3. Los abogados de cannabis entienden el cumplimiento

Un abogado que esté verdaderamente familiarizado con las leyes federales y estatales de marihuana lo ayudará a discernir las condiciones específicas aplicables a la categoría particular de tu negocio de marihuana Comprender los requisitos para las aplicaciones, las licencias y la financiación de su negocio de cannabis es una parte esencial de la construcción y el fomento de una compañía legítima de marihuana.
Algunos empresarios de la marihuana o el cáñamo intentan navegar por estos tecnicismos y solo terminan perdiendo su inversión.
El proceso involucrado en la solicitud de una licencia comercial y la búsqueda de financiamiento puede variar ampliamente dependiendo de su lugar de residencia. Las tarifas de solicitud no son reembolsables en algunas regiones y a menudo cuestan miles de dólares con poca o ninguna garantía de aceptación. Puede ser necesario realizar una verificación de antecedentes en algunas circunstancias para eliminar a los delincuentes condenados cuya historia gira en torno a la violencia o los delitos relacionados con las drogas.
Además, muchos estados tienen leyes que limitan el número de negocios de marihuana que se pueden establecer en un área determinada. Esto ha dado lugar a tarifas infladas y una mayor competencia. Otros estados incluso van un paso más allá para preguntar acerca de sus recursos financieros para verificar si tiene la capacidad financiera para cubrir gastos tales como alquiler y servicios públicos.
En Illinois, por ejemplo, el estado puede exigir que los negocios de marihuana propuestos tengan los recursos financieros de no menos de medio millón de dólares para establecer y administrar el negocio. El estado también puede exigir ver las amplias medidas de seguridad empleadas por el propietario del negocio para garantizar que la marihuana producida con fines medicinales no termine en el mercado negro, ya sea accidental o intencionalmente.
Además de la regulación estatal, los gobiernos locales y las ciudades pueden tener su propia forma de regular el negocio de la marihuana. Algunos gobiernos locales llevan a cabo verificaciones de antecedentes para los dueños de negocios de marihuana y sus empleados como requisito previo para solicitar una licencia.
Teniendo en cuenta estos altos costos, contratar a un abogado de cannabis para que lo ayude a navegar por estos detalles aparentemente técnicos sería la mejor idea antes de seguir adelante. El incumplimiento de los requisitos puede dar lugar a multas, revocación de la licencia y responsabilidad penal, entre otras sanciones.

4. Poner en marcha su negocio de cannabis

Iniciar y mantener un negocio de cannabis puede ser un esfuerzo exigente. Además de los obstáculos normales como el flujo de caja, el marketing, las relaciones con los clientes y el crecimiento, un negocio de cannabis debe cumplir estrictamente con todas las leyes y regulaciones, o prepararse para enfrentar las consecuencias. Con el abogado de cannabis adecuado a su lado, su negocio puede estar basado en la base correcta para garantizar el crecimiento y la expansión en el futuro.
Un buen abogado de cannabis lo ayudará con la formación y operación del negocio de cannabis, la zonificación y permisos, y el cumplimiento de las licencias locales y estatales.
Sin un abogado, es fácil encontrarse caminando en una línea delgada sin darse cuenta debido a la naturaleza siempre cambiante de las leyes que rigen el negocio de la marihuana. Una gran cantidad de cargos penales pueden afectarlo en el negocio de la marihuana, incluido el tiempo de prisión potencial, las amenazas de cierre de negocios y multas exorbitantes y otros honorarios.
El abogado de cannabis adecuado no solo lo defenderá contra estos cargos, sino que también salvaguardará la reputación de su negocio. Toda empresa debe operar dentro de los límites de la ley para que la empresa pueda permanecer operativa. Al final, su negocio merece una operación exitosa sin el estrés adicional de abordar problemas legales.

5. Limitar el riesgo comercial de la marihuana o el cáñamo

Contratar a un abogado de cannabis es una excelente manera de minimizar el riesgo que podría enfrentar su negocio. Por un lado, la marihuana sigue siendo una sustancia ilegal según la ley federal, y no se hacen excepciones para los estados que han legalizado su uso con fines médicos o recreativos. Por otro lado, las personas cuyas empresas cumplen con las leyes estatales generalmente no tienen riesgo de arresto o juicio por parte de las autoridades federales.
Como resultado, se aconseja a todos los propietarios de negocios de marihuana que sigan estrictamente las regulaciones de su estado en la búsqueda para limitar las posibilidades de enjuiciamiento penal y una posible pérdida de inversión. El gobierno federal está constantemente atento a las empresas que no están protegidas por las leyes estatales de marihuana para su enjuiciamiento.
Se está enfocando en enjuiciar a aquellos involucrados en delitos como la distribución de marihuana por redes del crimen organizado, conducir drogado, distribución de marihuana a menores y otras actividades que involucren la posesión ilegal de la droga.
Con un abogado experto en cannabis a bordo, puede estar seguro de que su negocio se basa en una forma que puede reducir drásticamente el riesgo de un enjuiciamiento federal.
Un abogado podrá estructurar su negocio de acuerdo con todas las leyes estatales para evitar la revocación de la licencia comercial y las multas que la acompañan. Además, un abogado de cannabis podrá mantener su negocio protegido y actualizado al monitorear de cerca las leyes de casos y los cambios en las políticas.
En el negocio de la marihuana, un solo error probablemente lo llevará a un tribunal federal y liquidará sus finanzas. Uno de esos errores implica la contratación de los empleados. Si tiene la intención de contratar nuevos empleados, un abogado de cannabis lo ayudará con las leyes de responsabilidad civil y los seguros.

Reflexiones finales sobre los abogados de cannabis

Las empresas involucradas en el cultivo o la venta de marihuana presentan un riesgo significativo. Por esa razón, le conviene considerar contratar a un abogado de cannabis para su negocio.
Un abogado de cannabis no solo ayuda a compensar el riesgo financiero inherente al negocio de la marihuana, sino que también se asegura de que la documentación del negocio y las solicitudes de licencias estén en orden.
Dados los altos costos de inicio, la complejidad de las reglas involucradas y el riesgo de un enjuiciamiento federal, un abogado parece un gasto razonable. Intentar interpretar las leyes del cannabis por su cuenta puede ser una pérdida de tiempo y confuso.
Póngase en contacto con un abogado de cannabis para discutir sus opciones y asegurar la longevidad de su negocio. Los nuestros son dueños de negocios, como tú.